Ansiedad

La ansiedad forma parte de la vida, es positiva y nos ayuda a afrontar adecuadamente muchas situaciones. Sin embargo, cuando es muy intensa, causa mucho sufrimiento en quien lo padece.

¿Qué es la Ansiedad? ¿Y el Trastorno de Ansiedad Generalizada?

La adolescencia es una etapa maravillosa y compleja al mismo tiempo. Algunos adolescentes tienen problemas de ansiedad que viven con gran malestar. Tienen preocupaciones constantes, expectativas de ineficacia y con un carácter catastrofista, centrado en los distintos ámbitos de su vida: el personal, el social, el educativo…

La ansiedad es una respuesta normal y adaptativa, que es nuestra aliada y nos ayuda a afrontar distintas situaciones de la vida. Sin embargo, cuando es demasiado prolongada o es desproporcionada a la situación, acaba limitando la vida de la persona y afectándolo a nivel social y personal.

El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) es un problema psicológico caracterizado porque la persona está a menudo preocupada y ansiosa respecto a distintos ámbitos de su vida.

Todas las personas nos preocupamos por cosas de la vida cotidiana (la salud de nuestros familiares, el tema económico…). No obstante, las personas con TAG se preocupan en exceso, a veces puede que ni siquiera existan razones para preocuparse, y todo ello acaba repercutiendo en su vida.

¿Cómo puedo saber si tengo Trastorno de Ansiedad Generalizada?

Algunos de los síntomas del Trastorno de Ansiedad Generalizada que pueden ser motivo de alarma para pedir ayuda profesional son los siguientes:

– Muestras gran ansiedad y preocupación en algún ámbito de tu vida (escuela, familia, pareja, amigos…) o por actividades o ciertos acontecimientos.

– Tienes a lo largo del día muchos pensamientos que te inquietan acerca de estos temas y aunque intentas que desaparezcan, no lo consigues.

– Has notado que te cansas fácilmente.

– Estás bastante irritable, incluso la gente de tu alrededor te lo ha hecho notar.

– Tienes problemas de sueño (puede que te cueste conciliar el sueño, o te despiertas a lo lago de la noche o incluso aunque sí duermes las horas que deberías, notas que no te repara y que es insatisfactorio).

– Notas bastante tensión muscular.

– Tienes dificultades para concentrarte en algunas tareas y a veces sientes que “te quedas en blanco”

– A veces parece que estás “con los nervios de punta” o te sientes inquieto/a

– Puedes notar temblores, contracciones nerviosas, molestias o dolor muscular.

– Puede que también experimentes algunos síntomas somáticos como sudor, náuseas, diarrea, dolores de cabeza…

 

La ansiedad es, en sí misma, una respuesta normal y adaptativa que tenemos todos los seres humanas. Notamos la ansiedad en algunas situaciones y esto es normal, puesto que es un mecanismo óptimo para la supervivencia.

Sin embargo, cuando hablamos de problemas o trastornos de ansiedad, estamos haciendo referencia a un conjunto de problemas psicológicos donde esta ansiedad se dispara en situaciones o ante objetos donde el peligro no es real o donde, en el caso de serlo, la respuesta que da la persona es desproporcionada al peligro que supone.

En el caso del TAG, las personas suelen preocuparse por problemas y cuestiones cotidianas, pero esta preocupación se vuelve desmesurada y la persona no puede controlarla.

¿Cuál es el tratamiento psicológico para la Ansiedad Generalizada?

Desde la psicología contamos con herramientas útiles para hacer frente al Trastorno de Ansiedad Generalizada. En el centro contamos con una psicóloga especialista en problemas de ansiedad que evaluará tu problema con el fin de definirlo correctamente para intervenir de manera adecuada.

Una vez se haya realizado la evaluación, tendrá lugar la entrevista de devolución, donde la psicóloga te explicará tu caso concreto, por qué se ha originado y por qué, pese al malestar que te supone y todos los intentos realizados por superarlo, sigue afectándote y manteniéndose en la actualidad.

Posteriormente se iniciará la intervención, donde se pretenden desarrollar diferentes estrategias de regulación emocional de carácter adaptativo que ayuden a la persona a mejorar su bienestar psicológico.

Desde nuestro centro trabajamos con la orientación cognitivo-conductual, que ha mostrado gran eficacia terapéutica para intervenir en el TAG. Utilizamos herramientas basadas en la investigación científica que sabemos que funcionan.

 

¿Sabías que...?

– Los adolescentes con ansiedad pueden ver afectado su rendimiento académico, su autoestima, su sensación de adaptación o sus relaciones sociales.

– El Trastorno de Ansiedad Generalizada suele comenzar durante la adolescencia y se desarrolla de manera lenta.

– Dentro de los Trastornos de Ansiedad encontramos muchos otros problemas: Ansiedad Social, Fobia Específica, Agorafobia o Trastorno de Pánico.

– Durante el curso de este trastorno, las preocupaciones van cambiando de algunas situaciones u objetos a otras (primero puede preocupar la familia o la salud y en otro momento el dinero y no llegar tarde a las citas).